¿Cuales son los beneficios?

La condición de residente le otorga al ciudadano una serie de derechos en sus relaciones con su Consejo Local y, en general, en la participación social y en los asuntos públicos.

Los más importantes de estos derechos son:

    El derecho a votar y ser votado en las elecciones municipales según lo establecido en la legislación electoral.

    El derecho a participar en la gestión municipal según lo establecido en las leyes y cuando la colaboración voluntaria es solicitada por los organismos gubernamentales o la Administración Municipal.

    El derecho a usar los servicios públicos municipales.

    El derecho a contribuir con apoyo financiero y personal legalmente establecido para el ejercicio de los poderes y responsabilidades municipales.

    El derecho a estar informado, siguiendo solicitudes razonables, y a dirigir solicitudes a la Administración Municipal en relación con todos los archivos y documentación municipales.

    El derecho a solicitar un referéndum en los términos establecidos en la Ley.

    El derecho a exigir la prestación y, en su caso, el establecimiento de servicios públicos, siempre que estos sean servicios obligatorios que se encuentren dentro de los poderes municipales.

    El derecho a participar en un referéndum en los términos establecidos en la Constitución.

    Otros derechos y obligaciones establecidos por las leyes.

En relación con las actividades del Ayuntamiento, los residentes disfrutan del pleno derecho de acceso a la información en diversas esferas de acción municipal, como la aprobación del presupuesto, el urbanismo, la aprobación de las ordenanzas y reglamentos locales de la Corporación local y el contenido de los acuerdos adoptados por las reuniones del Ayuntamiento.

Estos derechos de información y participación en las decisiones y acciones del Consejo pueden ser ejercidos individualmente por cada residente o conjuntamente a través de la Asociación de Residentes.

Categoría
Empadronamiento y Residencia